Fernando Ochoa, portavoz del G-12, colectivo que integran los clubs más importantes de Primera División, anunció ayer, tras una reunión de este colectivo, que impugnará el acuerdo del G-30, grupo del resto de equipos de Primera y Segunda División, de no comenzar la próxima Liga.

En dicha reunión, el G-12 también ha ratificado la creación de una sociedad que tratará de gestionar y optimizar los intereses comunes de todo el colectivo de Primera.

HABRÁ ACUERDO

Sobre el conflicto en el inicio de la próxima Liga, Ochoa comentó que "hasta que empiece el campeonato falta mucho tiempo y con diálogo entre los clubes de los dos grupos se llegará a un punto de acuerdo. Soy optimista en este sentido, porque esto no es una guerra". Sin embargo, el portavoz del G-12 negó cualquier tipo de contacto con ningún representante del G-30 y afirmó que "no hay nada que negociar", aunque se mostró "abierto permanentemente al diálogo con todas las instituciones". Ochoa aboga por el éxito de la nueva sociedad, y la semana próxima se aprobarán los estatutos.