El Auto-real se hizo ayer con la victoria que le permitirá jugar la temporada que viene en la categoría de plata del fútbol sala nacional. Los pupilos que entrena Juan Antonio Endrino saltaron a la pista muy mentalizados y muy concentrados para conseguir su objetivo aunque en los primeros minutos los jugadores del Crunaga les pusieron las cosas difíciles. Sin embargo, la llegada del gol sólo fue cuestión de paciencia.

En el minuto 5 Álex inauguró el marcador, que muy pronto empezó a encarrilarse a favor de los locales. Seguidamente, el empate hizo creer a los canarios que podían adelantarse en el marcador. Una ilusión que se desvaneció a partir del minuto 15, cuando Álex marcó el 2-1. A partir de ese momento, para el equipo de Endrino todo fue coser y cantar. Llegó al descanso con un favorable 3-1.

En la segunda parte, los jugadores salieron mentalizados y sabiendo que ya tenían un pie en la División de Plata. Por este motivo, intentaron solucionar el encuentro lo antes posible: transcurridos 10 minutos, y con el 5-1 en el marcador, el Crunaga fue un mero juguete en manos de Auto-real. El resto sólo fue cuestión de dejar pasar los minutos porque físicamente los locales fueron muy superiores a los canarios. El público disfrutó animando a los locales, que no dejaron pasar a los hombres del Crunaga del medio del campo y les golearon con el resultado de 8-1.

CARAS CONOCIDAS

Las autoridades tampoco quisieron perderse el encuentro. En la pista estuvieron el diputado provincial de Deportes, Manolo Gual; el alcalde de Vila-real, Manolo Vilanova; y el vicepresidente y el director general del Playas de Castellón, Pepe Miquel y Manolo Pesudo, respectivamente. También presenciaron el partido los albiazules Cupim, Alemao, Guillermo, Javi Sánchez, Vander y Ferrandis.