Otra de las innovaciones que ha introducido Floro, y que a buen seguro le agradecerán los futbolistas, es la disponibilidad de una habitación individual para cada uno, a diferencia de otras concentraciones en las que cada dos jugadores ocupaban una habitación. Los jóvenes de la cantera, sin embargo, no disfrutarán de ese privilegio.

Floro permitirá también que las mujeres y novias de los jugadores convivan con ellos en el hotel en los días que el entrenador del Villarreal disponga como de descanso. El técnico amarillo califica como de "importantísimo" el buen aprovechamiento que se realice del trabajo de la pretemporada por parte de los jugadores. La intención es compaginar "el trabajo físico, técnico, táctico y la integración grupal de todos los futbolistas", señala. Sólo un pero, inevitable por la Copa Intertoto, y al que deberá adaptarse: "Me gustaría contar con todos los jugadores desde el primer día, pero es necesario que disfruten de su mes de vacaciones".