En la edición del pasado 24 de octubre, Mediterráneo ya adelantó lo avanzado de las conversaciones a tres bandas entre C. D. Castellón, el Ayuntamiento y FACSA. La cristalización del proyecto pasa por que el club renuncie al Bovalar y ceda sus terrenos en El Sequiol a la empresa de la familia Gimeno, paso previo para que el consistorio cambie el uso actual de los terrenos ubicados en la carretera de L´Alcora. Una vez dados estos dos pasos, FACSA se compromete a construir una nueva Ciudad Deportiva con cuatro campos de fútbol (dos de hierba natural y otros dos de hierba sintética), así como una área de servicios dentro de este complejo deportivo.