El Playas de Castellón se estrenó a lo grande en la II Fase de la UEFA Futsal Cup. El conjunto albiazul endosó una goleada sangrante al West Stars holandés, auténtica cenicienta --según lo visto ayer-- del Grupo A. Todo indica que el duelo de mañana será diferente, pues el Interkraz hizo sudar de lo lindo a un Interviú que acabó pidiendo la hora.

Por ello el 17-0 de ayer tiene una lectura doblemente positiva. En primer lugar, porque aventaja claramente al Interviú en su duelo anotador (cabe recordar que llegar al último partido con una diferencia de tantos superior al rival supone que sirve el empate) y, en segundo, porque el gran favorito le ha visto las orejas al lobo.

SABER O NO SABER Volviendo al partido de ayer, la diferencia entre castellonenses y holandeses era simplemente abismal. Pese a contar con algún jugador de calidad, el West Stars no es un equipo; no actúa como tal. Así, no debe extrañar que fuera un paseo militar para los de Miki. 17 goles a favor (cinco de ellos, obra de Isco), reparto de minutos (Toni jugó la segunda parte) y una soberbia dosis de moral.