Puede apuntillar a su exequipo. Fernando Morientes será el gran protagonista del Real Madrid-Mónaco con el que, esta noche, el conjunto galáctico abrirá su participación en los cuartos de final de la Liga de Campeones. Los de Queiroz afrontan este duelo en su peor momento. Con la reserva encendida en el motor de sus futbolistas, tras el palo de la Copa del Rey y con la derrota en San Mamés (que ha dejado la Liga en un pañuelo) un resultado adverso le haría mucho daño.

Y uno de los futbolistas llamados a intentar la gesta de ganar en un Bernabéu donde nadie lo ha conseguido en más de año y medio es Fernando Morientes. Curiosamente, el delantero manchego tuvo que emigrar al Mónaco buscando minutos.

Por eso el manchego reconocía ayer tener una "sensación extraña". "Sobre todo sabiendo que el año que viene tengo que volver aquí", recordó.

Curiosamente, el Real Madrid recupera a Ronaldo, quien cerró la puerta del once a Morientes.