El alcalde de Burriana, Alfonso Ferrada, aseguró ayer que pagará los poco más de 150.000 euros pendientes a la directiva saliente del C. D. Burriana, comandada por Miguel Ángel Bodí. "Siempre hemos cumplido los compromisos adquiridos y esa credibilidad no se puede poner en duda", dijo Ferrada sobre la denuncia hecha pública por Bodí respecto a cantidades pendientes de pago por parte del ayuntamiento, condición indispensable para el cese de la directiva anterior y el nombramiento del nuevo presidente de la entidad.

Ferrada, además, hizo públicas las cantidades que el ayuntamiento ha destinado al C. D. Burriana en sus nueve años al frente del consistorio. En total, 1,4 millones de euros entre subvenciones, intereses y amortización de las reformas del San Fernando --que se hará efectiva a lo largo de los próximos siete años--.

Respecto al futuro del club, Ferrada apuntó que el ayuntamiento sólo dará su apoyo a aquel proyecto que trabaje "a favor del fútbol base ".