Al volver a despedirse del ascenso a Segunda A con su derrota en el Sánchez Pizjuán, el Castellón igualará la marca de temporadas que ha militado en lo que ahora se conoce como Liga de las Estrellas. A lo largo de sus 82 años de historia, el equipo albinegro, fundado en 1922, ha jugado hasta 11 temporadas en Primera División, 36 en Segunda A --contando también las anteriores a la aparición de la Segunda B, que data de 1977--, la próxima será la undécima en la ahora categoría de bronce y otras 13 en Tercera, cuando todavía no existía la 2ª B.

El problema es que el Castellón hace más de una década que hasta anclado en una categoría que ha supuesto un calvario para otros conjuntos que, como él, han saboreado las mieles de la élite. Espera otro año en el infierno.