Manuel Pellegrini llega esta tarde para ultimar los detalles de la pretemporada del Villarreal, que comenzará el viernes con los controles médicos y analíticas. Dos días después, el Villarreal partirá a Navata (Girona), donde tendrá lugar, por segunda temporada consecutiva, la primera parte del stage. Una concentración a la que acudirán 25 futbolistas, los que, seguramente, estarán en disposición de afrontar la primera eliminatoria de la Copa Intertoto, que saldrá del ganador de la eliminatoria entre el Odense danés y en Ballymena norirlandés (0-0 en la ida).

El entrenador chileno sabe que tiene 18 de los 20 jugadores del primer equipo disponibles. Las dos novedades son el lateral derecho mozambiqueño pero con pasaporte portugués Armando Sá (fichado del Benfica), así como el mediocentro Héctor Font, que vuelve tras su cesión al Ciudad de Murcia (no estará Xisco Nadal, convocado por la selección española sub-19).

Para esta primera parte de la pretemporada, Pellegrini cuenta con dos bajas, las de los argentinos Juan Román Riquelme y Gonzalo Rodríguez. El mediapunta goza de unos días más de descanso con el fin de que se restablezca de los problemas de pubis que le han mermado en el último tramo de la pasada temporada. Mientras, el central, el primer refuerzo amarillo de la actual campaña procedente del San Lorenzo de Almagro, debe disputar la Copa América a las órdenes de Marcelo Bielsa.

Completarán la expedición seis canteranos, que aún están peleando con el filial por subir a 2ª B, así como Aranda, que todavía pertenece al Villarreal.