El rey Juan Carlos I es uno de los vips ausentes este año en la regata castellonense. El monarca y su crucero IMS 500, el Bribón, se ha decantado este año por terminar el mes de junio en tierras italianas. En concreto, el Rey llegó ayer a Porto Cervo (Italia), para liderar el Bribón Telefónica MoviStar en la sexta y penúltima jornada de la Sardinia Cup, que se está celebrando en la localidad transalpina. El Bribón encabeza la clasificación de este prestigiosa prueba, cuyo título podría viajar por segunda vez en su historia a España.