Una de las notas más sorprendentes de esta edición será el retorno a la competición activa del burrianense Luis Martínez, tras casi seis años apartado de las carreras como consecuencia de las gravísimas heridas que sufriera el 20 de septiembre de 1998, cuando luchaba por la victoria en el Desert de les Palmes.