Euforia, admiración, felicitaciones, agradecimientos, alegría... fueron los sentimientos que plasmaban y definían la gesta lograda ayer en Sevilla por la selección nacional. Los Moy , Nadal, Ferrero, Robredo o Arrese tuvieron que atenerse a las consecuencias que lleva ganar un torneo de la magnitud de la Copa Davis. "Le estoy llamando todo el día pero, claro, el móvil no le dejará ni respirar", confesaba Fernando Vicente Fibla, después de que no pudiera felicitar a su amigo Carlos Moy después de lograr una victoria histórica.

La Ensaladera no se gana todos los días. En concreto, España ha ganado dos. Por este motivo, todas las celebraciones eran pocas para festejar por todo lo alto un triunfo así. Los Príncipes de Asturias fueron los primeros en entregar el pesado trofeo a los vencedores, pero, tras ellos, un reguero de felicitaciones aclamaron a los héroes de Sevilla.

LA PROVINCIA, CON ELLOS Fer Fibla, Roberto Bautista, Santi Ventura, Dani Gimeno y el tenis provincial al completo, no quiso perder la ocasión de comentar un triunfo más del mundo de la raqueta. Y es que en un momento como el actual, en el que Castellón es un puerto obligado para este deporte, son muchas las voces que repercuten en él.

"Es importante porque así España al completo sabrá que tiene la mejor selección del mundo", argumentaba un Fibla que está entrenándose en Barcelona para volver a estar al mejor ritmo de competición.

Roberto Bautista también quiso opinar sobre la victoria nacional del que definía como un equipo "muy competitivo" y añadió: "Nadal ha demostrado que es un crack y Moy ha estado en su línea, por lo que así es normal que España gane a cualquiera".

Dani Gimeno, que pasará las Navidades jugando en la India, confesó sentirse "emocionado" y confiaba en que "dándole tiempo al tiempo" puede llegar el día en el que juegue "un encuentro de estas características". Por su parte, Ventura, que regresa hoy de Brasil, aseguraba que la clave estuvo en "la inferioridad americana en tierra".