El Villarreal pretende que Román, cuya cesión por parte del Barcelona por dos temporadas expira el próximo 30 de junio, siga de amarillo a partir de esa fecha. No obstante, la excelente temporada que el argentino está cuajando, también le han convertido en el deseo de grandes clubs de ámbito internacional, entre los que está el Corinthians brasileño, considerado el nuevo rico de Suramérica y que acaba de contratar a Tévez por 22 millones de dólares.

El presidente del club, Alberto Dualib, confirmó el interés por el ahora jugador del Submarino. "¿Ya se imaginaron que representaría Riquelme en el Corinthians", señaló a una emisora de radio. Sin embargo, el grupo inversor británico pero con capital ruso MSI, que ha asumido el control de la sección de fútbol de la entidad brasileña, no parece dispuesto en satisfacer este deseo. "Tenga la certeza de que Riquelme está un cien por cien excluido de nuestros planes", contestó el iraní Kia Joorabchian, representante de MSI en el país, a la agencia DPA. Aun así, la página showdebola aseguraba que el propio Joorabchian estaba en España para convencer a Román.

El Corinthians quiere ser el nuevo rey del continente: en su agenda figura nada más y nada menos que Beckham, según declaró Joorabchian al diario inglés Sunday Express.