El Kelme-Comunitat Valenciana, pese a quedar fuera del ProTour, tiene prácticamente asegurada su presencia en La Vuelta, que concederá al equipo de Vicente Belda una de sus dos invitaciones. Y los dos provinciales del equipo, Vicente Ballester y Juan Gomis, tendrán que ganarse un sitio entre los nueve escogidos a lo largo de la temporada. "Somos 21 corredores en el equipo y será difícil estar entre los elegidos. La carretera decidirá. He hecho el Giro y me haría mucha ilusión estar en La Vuelta", señalaba Juan Gomis, quien añadía: "Seis finales en alto garantizan el espectáculo". Vicente Ballester, por su parte, reconocía: "Me parece un recorrido duro, pero ojalá pueda comprobarlo. Es importante para el ciclismo provincial el final de etapa en Vinar²s".

Más complicado tendrá estar en La Vuelta el también profesional Ramon Zaragoza, pues parece difícil que su Loulé acuda a La Vuelta.