Pocos actos, por no decir ninguno, son capaces de reunir al elenco de estrellas que ayer se acercó a la fiesta de Navidad organizada por el Club de Tenis Castellón (CTC). La flor y nata del deporte provincial, algunos de enorme presencia internacional (como Sergio García, Pablo Herrera, Álex Debón...), fueron las estrellas de un día inolvidable, con el tenis como telón de fondo y pretexto.

Hasta el viento, que en un principio amenazó con fastidiar el éxito, se sumó a la fiesta, que arrancó con el peloteo que mantuvieron decenas de jugadores del club local con Paula García, Santi Ventura, Tomás Carbonell, Roberto Bautista, Pepe Vicente Fibla y Sergio García. Incluso el tenista Fernando Vicente Fibla y la jugadora de pádel Carolina Navarro, a pesar de estar lesionados, pusieron su granito de arena.

DOBLES DE LUJO Después de una hora, llegaron los partidos de dobles con los vips del deporte. Después de que los tenistas, los que lo son y los aficionados, fueran presentados uno a uno al numerosísimo público allí congregado, comenzaron los golpes, las risas (Herrera, Debón y Senna nunca antes habían empuñado una raqueta) y, por qué no decirlo, algunos piques. Así, las parejas fueron: Paula García-Álex Debón, Ángel Dealbert-Roberto Bautista, Tomás Carbonell-Marcos Senna, Pablo Herrera-Pepe Fibla, Javi López-Sergio García y Santi Ventura-López Vallejo. Jugaron prácticamente todos contra todos, pues los rivales fueron rotando.

Como colofón a la brillante matinal, que incluso tuvo reflejo a nivel nacional por televisión en horario de máxima audiencia (la fiesta tuvo unos segunditos de gloria en el Telediario de TVE-1), los deportistas tomaron parte en un sorteo de centenares de regalos: pelotas de fútbol, una camiseta de Riquelme, otra de Carolina Navarro, una bicicleta...

Jorge Bellés, responsable de la organización, se mostraba exultante porque todo había salido tan bien: "Ha sido un éxito". "Hemos reunido a la élite provincial, algo que será muy difícil que pueda repetirse. Han disfrutado ellos (en relación a los invitados de lujo) y la gente", añadió Bellés.