La plantilla del Benicarló sabe perfectamente que la victoria del sábado ante el Boadilla-Las Rozas les deja mucho más cerca su clasificación para la Copa, pero todavía tienen que dar un último paso: vencer al Caja Segovia y asegurar matemáticamente su entrada en la competición del KO.

Y es que el club del Baix Maestrat no quiere ni oír hablar de carambolas y de contar con resultados de terceros. El objetivo es vencer al conjunto segoviano, tal y como señala Nano Modrego, que un fin de semana más comandó el triunfo de su equipo en el Municipal de Benicarló: "Tenemos que olvidarnos de otros marcadores y de que el empate puede valernos si nos acompañan". "Hay que salir a ganar en el Perico Delgado como si se tratara de un partido de Liga más, porque ni nos obsesionamos con la Copa podemos sufrir una decepción".

El futbolista aragonés no olvida que, además de sellar el pase por primera vez para la competición un triunfo, vencer al Caja Segovia supondría distanciar a los castellanos en la clasificación: "Mataríamos dos pájaros de un tiro, porque hay que pensar que ellos son un rival directo de nuestra Liga". "En cualquier caso, no he de ocultar que sería un premio brutal entrar en Copa", concluyó.