Tres puntos que le acerquen a la permanencia y, de paso, que le permita ver cumplido el sueño de tomar parte en la Copa de España. Es el doble objetivo del Benicarló en Segovia, donde esta noche cierra la primera vuelta.

Los caduferos dependen de sí mismos para lograr la clasificación. Si ganan, misión cumplida. Pero incluso si empatan o pierden, podrían estar en la cita de Pamplona, aunque, para ello, el DKV Seguros Zaragoza-URJC Móstoles debería terminar en X y el Azkar Lugo no ganar en el feudo del Marfil Santa Coloma.

Para este envite, el entrenador benicarlando dispondrá de toda la plantilla al completo, a excepción de Alberto, quien, como ya sucedió en los dos anteriores partidos, quedó fuera de la convocatoria por decisión técnica.

Quien, finalmente, sí podrá disputar el partido, será García Sanjuán. El maño, a pesar de las molestias que viene arrastrando desde hace semanas en el pie y que le impidieron jugar la segunda parte del pasado encuentro frente al Boadilla, ha ido evolucionando favorablemente.

En cuanto al Caja Segovia, que está a un punto y a un puesto de la zona peligrosa, cuenta con las bajas de Pascual, Adeva y Tobe. Además, Lukaian, Francis y André han entrenado con problemas en los últimos días, aunque todo apunta a que jugarán.