Es cierto que muchos jugadores acaban contrato cuando esta temporada llegue a su fin, aunque también es verdad que varios futbolistas del Castellón son conscientes de que continuarían aquí si el Castellón logra subir a Segunda A.

Por ejemplo, dos de los jugadores que se encuentran en esa situación son Orlando y el último en llegar, Casablanca. De igual forma, cualquiera de los que recalen en el conjunto albinegro en lo que resta de mercado de invierno, también contarán en el contrato que firmen con una cláusula que les permita renovar, de manera automática, en el caso de conseguir el ascenso.

En las últimas campañas, el número de jugadores que acaban contrato no era tan elevado como lo es en ésta. Así que gran parte de la plantilla se juega mucho en los próximos seis meses.