El Villarreal B cayó derrotado ante el Alicante, en un partido donde la igualdad predominó en todo momento. Los locales, que tuvieron un buen arranque en la reanudación, sentenciaron el choque en dos minutos con los goles de Serna y Pedro. Era el minuto 70. A pesar de ello, los amarillos no se vinieron abajo y buscaron recortar distancias. Fruto de este ímpetu, Maluenda, en el minuto 81, recortó distancias en el marcador y dio de nuevo vida al choque. De aquí al final, fue un querer y no poder de los visitantes que vieron como sus ocasiones no se materializaban.