Eduardo Parras (Soctec) se erigió en el vencedor de la primera etapa de la Volta a la Provincia-2005, Benic ssim-Vall d´Alba, que ganó él mismo, vistiéndose de amarillo en una jornada que, por vez primera, no acabó ni con lluvia ni con un fuerte viento.

Que hay mejor participación que en ediciones precedentes quedó en evidencia, puesto que pronto se desataron las hostilidades, cortándose la carrera en varios pelotoncitos. Pero era por los llanos de La Plana, en un día que, la verdad sea dicha, tenía poco de dura salvo los 900 terroríficos metros para ascender hasta el llano final de la ermita de Sant Crist²fol, en Vall d´Alba.

LA ESCAPADA A pesar de toda la batalla, hasta el inicio del alto de Costur no apareció la que sería la escapada de la jornada. El protagonista, el mallorquín Jenaro Ramos, del Murcia Turística y ex del Benicasim, que anduvo por delante unos 34 kilómetros, pero su renta nunca llegó al minuto. Así, cuando fueron a por él sus ocho perseguidores, le cazaron enseguida.

La carrera está casi vista para sentencia entre siete corredores, los primeros de la general y otros que están a menos de un minuto, porque, en el ascenso final, quedaron rezagados Alexandre Largo y Rafael Miravalles. Entre ellos tenemos a Joaquín Gil Sevilla, del equipo valldeuxense Cosaor, que cuajó una muy buena actuación en la Vuelta a A Coruña; así como a Joaquín Ortega, del Profiltek-Brico Iberia-FIB.

En la meta, entregaron los trofeos el alcalde de Vall d´Alba, Francisco Martínez; el diputado de Deportes, Manuel Gual; la concejal de Cultura, Marta Barrachina; Andrea Martínez, la reina de las fiestas de la población; y la dama Paula Torner.