Los Pajaritos fue testigo de un dramático partido, en el que el Numancia tuvo la miel en los labios al adelantarse en el marcador gracias a Tevenet. Pero Vicente, de penalti --era su reaparición--, condena a los sorianos a depender del Levante, que si puntúa esta tarde, enviará a los sorianos a Segunda A. Por su parte, el Valencia sigue su línea irregular y se lleva un pobre botín de un campo, a priori, muy asequible.