Pocas veces los partidos de las selecciones nacionales aportan buenas noticias para los clubs. Tampoco en esta ocasión el Bar§a se verá beneficiado por las repercusiones de la jornada internacional. Mientras espera que el miércoles no se lesione ninguno de sus pupilos, Frank Rijkaard sabe que tiene que afrontar un problema. Mejor dicho, dos. Deberá recuperar anímicamente a Deco y Samuel Etoo. Los necesita de forma urgente, porque a partir del sábado, en la visita al Deportivo, el Bar§a jugará 7 partidos en 26 días. Por distintos motivos, Deco y Etoo deberán someterse a una terapia especial de Rijkaard. Deco expresó en Portugal su desencanto por el momento que vive en el Camp Nou. Dolido por las críticas recibidas, el centrocampista dijo que está dispuesto a irse si continúa viendo un clima adverso hacia él. Etoo llegará deprimido después de que Camerún no se clasificara para el Mundial.

Deco no se reencontrará con Rijkaard hasta el jueves, mientras Etoo regresará mañana. El técnico recuperará a dos jugadores, mucho más alegres. Motta ya se ha reincorporado a los entrenamientos y Gabri se sumará esta semana al grupo, justo cuando las rotaciones tocan a su fin.

Otros dos jugadores también son actualidad en el Bar§a. Xavi se incorporará a los entrenamientos del Bar§a antes de lo previsto. La tarjeta que vio frente a Bélgica le impide jugar con España contra San Marino. El centrocampista ya dejó la disciplina de la selección, con permiso de Luis Aragonés, para volver a las órdenes de Rijkaard. Larsson, por su parte, está en la órbita del Borussia, que le considera el sustituto ideal del checo Jan Koller, que estará seis meses de baja.