Dispuesto a romper la maldición. Así saldrá el Playas de Castellón a la pista del Universitario de Navarra, de donde no han conseguido sacar los tres puntos en liza desde la temporada 2001-02. El MRA Gvtarra Navarra fue el verdugo de los albiazules tanto en la Copa como en la disputa del play-off por el título de la pasada campaña, y en las filas playeras hay ganas de revancha.

Además, el conjunto castellonense llegará crecido después de ganar en casa por 4-2 a uno de los máximos favoritos, el Polaris World Cartagena. Los de Imanol Arregui, por su parte, empataron ante el Móstoles (3-3) en la última jornada, pero en lo que va de Liga no han dejado escapar ni un sólo punto de su fortín.

El resultado es crucial para ambos conjuntos en liza a los que, a pesar de ocupar el cuarto y el octavo puesto, respectivamente, sólo les separa un punto en la tabla clasificatoria. Una igualdad que obliga a albiazules y navarros a no bajar la guardia, sobre todo porque con la victoria, el MRA Gvtarra se puede alzar como líder provisional de la división.

SIN PABLO El Playas, sin embargo, tendrá que afrontar el choque con la importante ausencia de Pablo. Y es que tras la sesión de entrenamiento de ayer, los servicios médicos y el cuerpo técnico albiazules confirmaron que el brasileño no viajaría a Pamplona. Y es que de jugar hoy, habría un riesgo alto de que sufriera una rotura fibrilar que le podría causar baja durante un mes.

Por su parte, el técnico local podrá contar con todos sus efectivos, incluso con Tete, culpable de las malas estadísticas albiazules ante el MRA Gvtarra.