La Juventus sigue con el paso firme en la Liga italiana después de que ayer afianzara un poco más el liderato a costa del Fiorentina, al que derrotó a domicilio (1-2), y sobre todo del Milán, que el sábado cayó en el campo del Chievo Verona (2-1) y que ve cómo el equipo de Capello ya le aventaja en ocho puntos en la tabla.

El partido entre el Fiorentina y la Juventus transcurrió sin incidentes después de que el pasado jueves ambos equipos se enfrentaron en el mismo estadio en la ida de los octavos de final de Copa. El partido tuvo que ser suspendido durante media hora a consecuencia del lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la policía fuera del estadio para evitar el enfrentamiento de ambas aficiones, que se odian desde que Roberto Baggio fue traspasado al club de Turín.

El triunfo de la Juventus, que después de 14 jornadas lleva 13 victorias y una sola derrota, llegó con algo de fortuna a sólo dos minutos del final, gracias a un tanto de Camoranessi, que remató un pase de Trezeguet.

Los turineses se adelantaron en el marcador en el minuto 8 de partido, por medio de Trezeguet, que resolvió una excelente jugada entre Emerson e Ibrahimovic. El tanto llegó dos minutos después de que Luca Toni, la gran figura del equipo toscano y máximo goleador del campeonato, con 16 tantos, estrellara un balón en la madera. Y es que ayer no fue la tarde del delantero florentino, que vio cómo por tres veces los palos repelían sendos disparos. Cesare Prandelli, entrenador del Fiorentina, varió el esquema táctico tras el 0-1 y sacó a un defensa (Jorgensen) por un delantero Pazzini. Y el cambio no pudo ser más acertado, ya que pocos minutos después de entrar al terreno de juego, Pazzini lograba el tanto del empate (m. 19) y desataba la locura de la afición que llenaba el Artemio Franchi.

El equipo de Fabio Capello dominó la segunda parte y al final tuvo la fortuna que le faltó al conjunto local en el choque.

Pierde la estela

El Milán sumó la tercera derrota de la temporada. Sin embargo, el equipo de Carlo Ancelotti se adelantó en el marcador gracias al central Kaladze.

Los locales empataron poco antes del descanso (Pellissier) y el brasileño Amaury dio la victoria en el minuto 82. El Milán no sólo se quedó sin los tres puntos. También perdió por lesión a su capitán, Paolo Maldini, que sufrió una contractura muscular y puede perderse el partido de la Liga de Campeones del martes ante el Schalke 04 y el derbi milanista del próximo fin de semana en el estadio de San Siro. El Inter venció al Ascoli con un gol de Adriano. El equipo de Figo se aúpa a la tercera posición, con 29 puntos, a dos del Milán, y mostrando una clara línea ascendente en el campeonato.