El Villarreal pondrá a prueba los recursos que tiene en su plantilla para afrontar al Getafe, en un partido en el que Manuel Pellegrini tendrá que prescindir de algunos de sus elementos de mayor confianza.

Con las bajas seguras de Javi Venta, Quique Álvarez, Juampi Sorín, Lucho Figueroa, Alessio Tacchinardi y Lucho Figueroa, el técnico del Villarreal mantiene la duda de Antonio Guayre. El canario se ejercitó con aparente normalidad, aunque su tobillo sigue bajo las secuelas del choque sufrido con el holandés Jan Kromkamp en el entrenamiento del viernes. El delantero aseguró tras la sesión de ayer que se encontraba bien, aunque tenía el tobillo bastante hinchado.

Sea como fuere, no será hasta última hora cuando Pellegrini decida si le incluye o no en la lista definitiva. Por si acaso, el chileno cuenta con 19 futbolistas, entre ellos Xisco Nadal, que será el sustituto de Guayre si es que éste se cae finalmente.

Si el canario entrara definitivamente en la citación y jugara frente al Getafe, disputaría su quinto partido, por lo que no podría fichar por ningún equipo de la Primera División española en el mercado de invierno.

CON LO JUSTO Al margen de esta duda, Pellegrini tiene perfilado el once, entre otras pocas porque no tiene mucho donde elegir. La baja de Javi Venta la va a suplir Jan Kromkamp; Quique Álvarez volverá a ceder su plaza a Javi Venta; Héctor Font es el que más opciones tiene de cubrir la baja de Sorín, mientras que José Mari acompañará a Forlán, siempre que Guayre no sea de la partida.

Ante este panorama, algunos de los menos habituales tendrán la posibilidad de demostrar al técnico amarillo que pueden optar a la titularidad, casos de Kromkamp y Héctor Font.

Pese a las bajas, el Villarreal intentará conservar la buena dinámica de las últimas semanas frente a un rival que lleva una trayectoria opuesta y al que le cuesta ganar partidos. La consecución de los tres puntos supondría alcanzar los 29, uno más que la pasada temporada en toda la primera vuelta, cuando faltan aún tres jornadas para el ecuador de la competición.

El Getafe llega a Vila-real con los ánimos bajos, después de conseguir tan sólo cuatro puntos en los siete últimos partidos. Riquelme es la obsesión del equipo de Schuster. El técnico alemán recurrirá a Diego Rivas para tratar de frenar al argentino.

Los madrileños reconocen la superioridad del Villarreal, pero esa condición tiene que reflejarse en el terreno de juego a partir de las 17.00 horas en El Madrigal.