El Valencia, que fue superior técnicamente, se llevó con todo merecimiento los tres puntos de Mendizorroza ante un Deportivo Alavés que, en su regreso a la Liga de las Estrellas, sigue sin conocer la victoria en casa.

Con un equipo local lanzado al ataque desde el pitido inicial, el Valencia, jugando a la contra, aprovechó perfectamente un saque de esquina botado por Vicente desde la parte izquierda, para que el defensa Raúl Albiol llevase el esférico al fondo de las mallas desde cerca y con el pie (min. 7).

El gol dejó algo descolocados, pese a su desgaste físico, a los hombres del dueto técnico formado por Dmitry Piterman y Chuchi Gómez Cos, ya que los locales fueron incapaces de romper el sólido entramado defensivo del cuadro valencianista, que jugó a contemporizar y a dejar pasar el tiempo a partir de este momento.

Vicente pudo ampliar la ventaja en la segunda mitad, al estrellar en el poste un remate sin ángulo. A medida que las manecillas del cronómetro avanzaban, el Alavés intensificó, con más corazón que cabeza, su presión sobre la portería de Cañizares, pero fue incapaz de batirle.