En el palco, José María del Nido no pudo reprimir la euforia. "Llevamos 58 años aguantando carros y carretas, pero ¡por fin somos campeones!". El presidente estuvo acompañado por los Príncipes de Asturias; el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves; el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes...

Tuvo una noche bastante tranquila, aunque paró todo lo que le llegó. "El Sevilla se lo merecía como recompensa al esfuerzo realizado", señaló Andrés Palop. Luego, sentenciaba: "Se ha visto quien es el campeón sobre el terreno de juego". También agradeció a la afición nervionense por su apoyo: "Sus ánimos nos han ayudado a lograr este triunfo".

El mejor jugador del partido fue, sin duda, Enzo Maresca, autor de dos goles. "Ha sido un día perfecto", se limitó a decir el italiano. "El equipo ha hecho algo importante y tenemos que disfrutarlo", añadió el mediapunta.

"Todo ha salido a pedir de boca", enfatizaba Juande Ramos, el entrenador. "Tanto sufrimiento ha merecido la pena para hacer feliz a tanta gente", subrayaba.