El Onda, que no se jugaba nada en la última salida de la temporada, arrancó un empate a dos tantos en el estadio Pep Claramunt de la localidad de Pu§ol en un encuentro que se le puso muy cuesta arriba, después de que el conjunto local se pusiera con dos goles de ventaja en el marcador, antes de cumplirse la primera media hora de juego. El equipo castellonense despertó en los últimos veinte minutos y logró empatar el enfrentamiento gracias a los goles de Rivera y Sáez, éste último al transformar un máximo castigo.

El partido se presentaba como un choque sin historia, ya que ambos equipos tenían ya cumplidos su objetivo de permanecer en Tercera.