MARCO MATERAZZI, del Inter de Milán, es el primer objetivo para reforzar el eje de la retaguardia, pues responde al perfil de central duro, potente y dominador del juego aéreo. No obstante, también se contempla al espanyolista Albert Lopo y al chileno Jorge Vargas (Livorno), este último con pasaporte extracomunitario. También han sido vinculados al Villarreal el sevillista Aitor Ocio y el valencianista Carlos Marchena, aunque ofrecidos por sus respectivos representantes.