Las pruebas médicas confirmaron las previsiones iniciales y Michel Salgado podrá participar en el Mundial, después de sufrir una fuerte contractura que le mantendrá apartado del equipo nacional entre cinco y seis días.

"La resonancia estaba programada desde hace dos días. Se esperó este tiempo porque en lesiones menores son más certeras y se confirma que no había ningún sangrado, ninguna ruptura muscular", comentó el médico de la selección, Genaro Borrás.

"Es una elongación que deja edema, con pronóstico de entre cinco y seis días. Es una lesión menor y el martes se reincorporará al trabajo de equipo progresivamente", explicó el galeno. De esta forma, se disipan las opciones de Javi Venta de entrar en la convocatoria para el Mundial de Alemania.

Quien no tiene clara aún su participación en la cita germana es el lateral zurdo Asier Del Horno, tras caer lesionado en el entrenamiento vespertino del miércoles y confirmarse ayer, con una resonancia magnética, que sufre una "pequeña desinserción entre el gemelo y el tendón de Aquiles". "Es una lesión pequeña, pero conflictiva. En principio, hasta el lunes no hará nada más que tratamientos médicos y, en ese momento, estudiaremos su evolución porque tiene un daño anatómico", aseguró Borrás.

"Hay posibilidades de que con esta lesión sea baja para el Mundial. Veo una lesión muscular y depende de su evolución personal; hay que ser muy prudente", añadió.