No es la primera vez, ni será la última, que hablemos de las excelencias de un club serio, racional, coherente, y que debería servir de ejemplo a la mayoría. Los proyectos de la directiva del Recreativo siempre son sólidos porque nadie del club se vuelve loco, ni cuando llegan los éxitos, ni cuando las cosas vienen torcidas. Esa tranquilidad que emana desde la cúpula del club, se ve reflejada luego en el trabajo de los profesionales. Además de que fichan bien, buenos jugadores a bajo coste y entrenadores jóvenes y ambiciosos, todos ellos se ven respaldados por la filosofía de la entidad, que desde hace años mantiene una línea de actuación que está dando grandes resultados. El mejor ejemplo es el de esta temporada. El vaivén de equipos aspirantes ha sido continuo. Hasta una decena de equipos han ido intercambiando posiciones. Unos estuvieron arriba y luego se descolgaron, y otros que empezaron mal, se han venido arriba en la recta final. Sólo un equipo ha estado casi siempre ahí, y no es otro que el Recreativo que, desde hace 7 meses, viene durmiendo cada domingo por la noche en puesto de ascenso. Es el más regular, el más goleador, el menos goleado y, seguramente, el que mejor fútbol ha jugado. La 1ª división espera al decano del fútbol español a la vuelta de la esquina. Ya sólo es cuestión de dar 3 o 4 pasos mas y estarán de nuevo en la élite del fútbol español.