Lance Armstrong podrá seguir presumiendo con la cabeza bien alta de las siete victorias en el Tour. El investigador independiente que debía pronunciarse sobre las acusaciones de dopaje que pesaban sobre el campeón tejano decidió exculparle y por lo tanto mantener intacto el valor de sus triunfos en la más prestigiosa carrera ciclista. El anuncio llegó ayer como una bocanada de aire fresco en plena tempestad por el desmantelamiento de una red de dopaje en Madrid, que ha vuelto a revolver las tripas del ciclismo.

Emile Vrijman, abogado, exatleta y exdirector de la Agencia Nacional Antidopaje de Holanda, fue la persona que recibió el encargo por parte de la Unión Ciclista Internacional (UCI) de determinar si había una base para acusar de dopaje a Armstrong y por lo tanto poderle castigar tras hacerse público que en 1999 había hecho uso de la controvertida hormona de la eritropoyetina (EPO) para mejorar su rendimiento y conseguir la primera de las siete victorias en los Campos Elíseos. Vrijman llevaba varios meses estudiando el caso y debía informar de sus conclusiones tanto a la UCI como a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

EL ENFADO DE LA UCI Sin embargo, Vrijman prefirió hablar antes con el prestigioso diario holandés De Vokskrant, que ayer adelantó la decisión de este abogado, lo que irritó tanto a la federación de ciclismo como a la agencia antidopaje. Ambos organismos emitieron sendos comunicados censurando el procedimiento escogido por Vrijman y, por lo tanto, prefirieron no valorar sus decisiones a la espera de recibir la información oficial.

Vrijman ha recomendado a la UCI que no adopte medidas disciplinarias contra Lance Armstrong, a la vez que disculpa a la federación de contribuir a la identificación de la orina.

LA REACCIÓN Y la respuesta no se hizo esperar. "Este informe reafirma mi inocencia --aseguró Armstrong desde Estados Unidos--. No estoy sorprendido, más bien satisfecho. Siempre he mantenido que era una caza de brujas: de Pound, del laboratorio y del Tour para desacreditarme y acusarme funestamente de tomar sustancias dopantes en 1999".