Después de la mala imagen ofrecida en las dos primeras jornadas, Pepe Moré se ha visto obligado a recomponer el equipo. Así, está buscando nuevos peones para llevar al equipo albinegro a la primera victoria.

Durante la semana, el técnico albinegro ha realizado multitud de pruebas buscando mejorar el rendimiento del conjunto. Incluso se ha planteado cambiar el sistema.

Después de todas las probaturas, lo que esta claro es la vuelta de Oliva al once, tras mucho tiempo relegado al banquillo. Dealbert y Pedro dan la sensación de ser los únicos jugadores que tendran continuidad en la zaga.

En el centro de campo, la revolución puede ser total, donde tan solo Xavi Moré y Rodri apuntan a la titularidad. Y en la punta de ataque, estará Huracán Tabares.

Muchas dudas se deberán despejar minutos antes del inicio del partido, en el que lo único que está claro es que la afición albinegra no fallará.