Uno de los principales problemas que afrontan el Club Rugby Castelló es el de la falta de jugadores. Tanto es así, que desde el club se ha propuesto a los integrantes de la plantilla que vayan con un amigo el primer día del entrenamiento. Después de 26 años de historia, el equipo de rugby ha sobrevivido a múltiples problemas, pero el actual trae de cabeza a la directiva. Y es que a la retirada de jugadores ilustres se ha unido la escasa renovación de la plantilla. A pocas semanas de que empiece la temporada, son 20 los integrantes del grupo, pero son necesarios unos 35.