El inicio liguero no ha sido el esperado, al igual que la inesperada eliminación de la Copa Intertoto en manos del Maribor de Eslovenia. Esta derrota europea, más las dos ligueras frente al Recreativo y en A Coruña han hecho saltar la alarma en el seno amarillo, ya que las expectativas generadas en la que se considera la mejor plantilla de la historia del Villarreal son muchas.

Cani es consciente de la presión a la que está sometido tanto él como el resto de recién llegados --Nihat, Pir¨s, Somoza, Cygan...--, así como los futbolistas con cartel de estrellas --Riquelme, Forlán, Senna, Gonzalo...--, puesto que la inversión realizada es importante y se ha realizado con la idea de que el Submarino regrese a la Liga de Campeones la próxima campaña.

TRANQUILO Y PROFESIONAL El mediapunta aragonés del Villarreal es consciente de todo ello, pero no duda en hacer un llamamiento a la calma, ya que reconoce que "todos aquellos que pertenecemos al Villarreal somos conscientes de dónde estamos". "Este equipo tiene grandes jugadores y la gente espera mucho de nosotros. Estamos trabajando duro y queremos mejorar, por lo que debo decirle a la afición y al entorno que estén tranquilos, porque no les vamos a fallar", explica Cani.

Sus afirmaciones tranquilizan, puesto que él tiene claro que "aquí nadie aceptará que la temporada sea gris". "Debemos luchar por estar lo más arriba posible y por intentar conseguir un título", termina un joven que tiene madera de líder y que quiere demostrarlo en El Madrigal.