El almazorense Joaquín Pesudo, que milita en la Peña Ciclista San Blas de Burriana, se proclamó vencedor en la finalísima de Madrid de la tercera Vuelta a España Júnior (Gran Premio FROM) y se colgó un oro que hacía juego con el que llevaba ya puesto en su torso como mejor clasificado. La fiesta del ciclismo provincial se completó de la mano de Mar Manrique y Pablo Comins, también de Almassora y miembros del club Animals de Monte, que fueron segundos en sus respectivas categorías y recibieron la plata y también se enfundaron el jersey de ese color que les acreditaba como subcampeones de la ronda.

El maillot oro continúa afincado en la provincia y concretamente en Almassora. Si el año anterior fue Ariadna Rambla quien comenzara el periplo de triunfos para Castellón, en esta tercera edición, el dominio de los corredores de nuestra casa ha sido casi completo. En la categoría de chicos, en la que tomaron parte 59 participantes, prácticamente desde la salida (en la plaza de Colón) se distinguían en cabeza los provinciales y, en la última curva, ya camino de la meta en Cibeles, cuando quedaban tan solo 300 metros, el triunfo de los almassorins estaba cantado.

Faltaba por conocer si iba a ser Pablo o Joaquín quien pisara primero la cinta de llegada. En la misma, al esprint, Pesudo fue quien se impuso con un fuerte golpe de pedal. De los masculinos también compitió en Madrid, tras quedar clasificado en la fase local de Almussafes, el almenarense Borja Verdecho, que entró en meta en el pelotón principal.

MAR MANRIQUE, PLATA En lo que toca a las féminas, Mar Manrique se quedó a las puertas del triunfo. De hecho, llegó primera a la última curva, pero una caída de una compañera que pugnaba por superarla le hizo frenar y fue superada por Zuriña Espeso in extremis. No obstante, su recompensa, un numeroso lote de premios y recibir los trofeos de manos del secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky.