Todo lo contrario de Benicarló sucede en Castellón. Ni los aficionados más veteranos del Playas recuerdan un comienzo tan irregular del equipo. Un punto en dos partidos no lo había conseguido nunca el conjunto de la capital de La Plana en un arranque de Liga. Siempre había ganado uno de los dos primeros choques desde que su denominación es Playas de Castellón y disputa sus encuentros en el Ciutat.

Es más, en la última década había debutado siempre con victoria en la Liga y en la segunda jornada solo cedió tres encuentros de nueve --en las campañas 2000/01, 2001/02 y 2002/03--. Los otros seis compromisos de la segunda jornada desde la 97/98 hasta la pasada temporada se saldaron con victoria, en la mayoría de los casos abultada.

En puntos, esto se resume de la siguiente forma. En seis de las últimas nueve temporadas, los albiazules marchaban en el grupo de cabeza, con pleno de puntos y un juego convincente, y otras tres campañas totalizaba tres puntos, situándose en la zona media de la tabla.

Este año, en cambio, es 13°, rozando los puestos de promoción y descenso a División de Plata.