El australiano Greg Norman nunca ha estado tan unido como ahora a España y, en concreto, al mejor golfista nacional de la actualidad, Sergio García. El Tiburón Blanco, de 51 años, disputa a partir del viernes su primer torneo sénior en España, el OKI Castellón Open de España, que tendrá lugar en el Club de Campo del Mediterráneo, la casa del novio de su hija Morgan-Leigh.

Norman y García se llevan un cuarto de siglo. El australiano fue número uno durante cuatro temporadas distintas y jugando a ambos lados del Atlántico. El único hasta la fecha que lo ha logrado. Ganó la Orden de Mérito en el año 1982 y encabezó la lista de ganancias en Estados Unidos en 1986, 1990 y 1995. Además, su palmarés presenta 84 victorias en todo el mundo, incluidos dos títulos de Grand Slam, los Open Británicos de 1986 y 1993.

El borriolense, por su parte, es en la actualidad el noveno mejor jugador del mundo y sigue en camino de convertirse en el número uno, pero todavía no ha sido capaz de conquistar uno de los cuatro torneos de Grand Slam que se disputan cada año.

"Sergio nunca me ha pedido consejo de cómo ganar un Grande. Pero si me lo pidiese le daría información al respecto. Sergio tiene la habilidad necesaria para conseguirlo. Solo le falta confianza. Pero de esto prefiero hablar en privado", comentó Norman.

El australiano, que en Borriol disputará su quinto torneo de la temporada, llegará a Castellón a última hora de hoy y mañana participará en la segunda jornada del Pro-Am. El viernes estará en el tee de salida con la intención de conquistar un nuevo título en su amplio palmarés.