Los incidentes del Villarreal-Levante han sido juzgados por Antiviolencia, que ha impuesto 4.000 euros de multa a un aficionado que provocó a la afición granota y se le prohíbe el acceso a los recintos deportivos en cinco meses. Dos hinchas, a los que se le incautaron estupefacientes en el mismo partido, pagarán 3.001 euros. EFE