Pedro, uno de los tres jugadores del Castellón amenazado de suspensión --los otros dos eran Mora y Zamora--, recibió la quinta amarilla y no jugará el sábado (18.30 horas, Punt Dos) contra el filial del Real Madrid en Valdebebas.

Además, Rodri también está al filo de la suspensión (ya ha visto nueve en este campeonato), mientras que Natalio suma cuatro.