El Castellón tiene un rival menos en la lucha por la contratación del delantero Gustavo Enrique Reggi (Levante). El Hércules, una de las principales amenazas debido a su enorme poder adquisitivo, ha decidido retirarse de la puja, como ayer mismo confirmó Javier Subirats, director deportivo de la entidad alicantina. Ahora, sus miras están depositadas en Edwin Congo, sin equipo tras no renovar con el Sporting.

El fichaje del atacante de 34 años sigue estando difícil, aunque las esperanzas han renacido. Las divergencias con el italo-argentino estaban en materia pecuniaria y en cuanto a la duración del contrato, pero hay que decir que en las últimas horas se han acortado.

En lo tocante al primer punto, el Castellón tiene autoimpuesto un límite salarial, con lo que Reggi debería reducir su cachet en más de la mitad. No obstante, el club está dispuesto a un esfuerzo que entiende como sobrehumano. Además, el ariete argentino es consciente de que está ante el que puede ser su último gran contrato como profesional y pide firmar por al menos dos años, con una cláusula de renovación automática para un tercero en función del número de partidos jugados. Con todo, los albinegros le ponen encima de la mesa la fórmula del 1+1.

En cualquier caso, el Castellón quiere tener al nuevo delantero para la presentación del sábado y solo esperará la respuesta de Reggi hasta hoy.

LA SALIDA Mientras tanto, Reggi acerca posturas con el Levante para conseguir la carta de libertad y, de esta manera, depender de sí mismo a la hora de negociar su futuro.