El medallista olímpico Pablo Herrera ha estado desde el lunes preparándose para el Europeo de Valencia, que empieza mañana, en la playa del Gurugú. En la concentración, el castellonense se ha entrenado junto a su compañero Raúl Mesa y su entrenador Sixto Jiménez, además del resto de la selección española de voley playa, con Javier Luna y Lario.

El técnico de Herrera espera lograr el billete para los Juegos, ya que afirmó que "no estar en Pekín podría considerarse un fracaso", aunque matizó que "no va a ser tan fácil como parece la clasificación". Sixto Jiménez reconoció que "el pase para la Olimpiada está asegurado en un 85%".

El técnico se mostró optimista con el futuro de la pareja formada por el castellonense y Raúl Mesa, aunque confesó que los problemas de este último en el hombro están lastrando a la pareja en los últimos torneos. Tanto es así, que el dúo no participará en la prueba de San Petesburgo ni en Finlandia, con el objetivo de acelerar al recuperación del alicantino. "Nuestro objetivo a corto plazo es consolidar el equipo, porque la pareja es la segunda más joven del World Tour en estos momentos", concluyó.