El Celta solo pudo amarrar un punto en su arranque en Segunda A ante el recién ascendido Córdoba, que puso en series aprietos a un equipo vigués que echó en falta a Baiano, su referente ofensivo de campañas pasadas. Cannobio y Arthuro fueron los goleadores en los minutos finales.