Aunque la LFP evita el término, Mediapro y Sogecable se acusan mutuamente de pirateo. Audiovisual Sport, participada en un 80% por Sogecable, que exige a Mediapro una deuda de 58 millones de euros, amplió ayer la demanda contra Mediapro por la retransmisión "sin permiso y sin derechos" de partidos de Liga por La Sexta y varias cadenas autonómicas. Además de exigir a Mediapro que "se abstenga de disponer y explotar derechos que no le pertenecen", Sogecable señaló que la ampliación de la demanda incluye que se condene a Mediapro "al pago de una sanción adicional de 200 millones de euros".