El tremendo jaleo de horarios generado por la guerra televisiva entre Mediapro y Sogecable ha generado que la confusión sea la nota predominante en ambos clubs en los días previos al partidazo en El Madrigal. Sobre todo para el equipo visitante, que debe prepararse logísticamente para el viaje. Así, en el Real Madrid todavía no han podido planificar el desplazamiento y la estancia en Vila-real.

Ayer, por ejemplo, todavía era una incógnita --por lo menos no había ninguna comunicación oficial al respecto-- el hotel en el que se alojarán los blancos en nuestra provincia --aunque, aviso a los fans, los dos últimos años lo han hecho en el Vila-real Palace--; mientras que en la entidad amarilla se desconocía la cantidad de entradas que se solicitarán desde la capital de España para la cita del domingo. Las dos partes están muy pendientes de las noticias que se generan desde una y otra plataforma audiovisual y que pueden provocar cambios de planes a última hora.

No hay horario ´oficial´

La provisionalidad de los horarios establecidos por la Liga de Fútbol Profesional para la segunda jornada del campeonato español ha impedido, incluso, que el Villarreal haya podido hacer oficial en su página web el horario del encuentro. El Real Madrid ha sido un poco más arriesgado que el club amarillo, anunciando en su página oficial el horario de las 21.00 horas del domingo, aunque dejando en blanco la casilla correspondiente a la televisión.