Deco volvió a entrenarse ayer con el resto de la plantilla azulgrana, recuperado de las molestias en un tobillo que sufrió la semana pasada con la selección portuguesa y por las que no jugó en Sevilla. Así, está en condiciones de reaparecer el sábado en el partido en Zaragoza, en el que el Barça también tendrá al medio Touré Yaya y al delantero Bojan Krkic.

La vuelta del luso fue la gran novedad de la sesión, celebrada en El Montanyà, donde se concentraba el Dream Team de Johan Cruyff antes de los partidos importantes. Allí, a 50 kilómetros de la Ciudad Condal, Frank Rijkaard se llevó a su plantilla para romper la rutina y pasar una jornada de convivencia.