El brasileño está como loco por quedarse, pero llegó el pasado verano cedido por el MRA Navarra con opción de compra y, por el momento, el club albiazul aún no ha hecho ningún movimiento para tener al pívot en propiedad. En este parón liguero se puede decidir cuál es el futuro próximo de Paulinho.