Al Villarreal parece que le han crecido los enanos. Si el infortunio apareció en El Madrigal el pasado jueves en la vuelta de los dieciseisavos de final de la UEFA ante el Zenit, además, el duelo ante los rusos se cobró dos víctimas para el partido de Liga de mañana en San Mamés (17.00 horas, PPV). Los servicios médicos del club confirmaron ayer que Rossi y Josico no podrán jugar, mientras que Javi Venta se une a Matías Fernández como dudas de hasta última hora.

El Bambino Rossi será baja durante dos semanas tras el esguince de tobillo que sufrió el pasado jueves ante el Zenit. las pruebas a las que se sometió ayer el italiano confirmaron los peores pronósticos. Josico se unirá a la enfermería por una sobrecarga muscular.

HASTA ÚLTIMA HORA Manuel Pellegrini podría ver, incluso, aumentados los problemas si en la sesión de hoy no responden positivamente otros dos miembros de la plantilla. El técnico chileno deberá comprobar el estado de forma de su compatriota Matías Fernández, quien tras casi dos meses fuera del equipo por unas dolencias en la cadera --el psoas de la pierna izquierda-- realizará una prueba definitiva en la última sesión previa al encuentro, hoy a las 10.00 horas, a puerta cerrada en El Madrigal. A la lista de bajas se podría unir también Javi Venta, que padece de unas molestias en el adductor izquierdo. El resto de la plantilla se entrenó ayer con total normalidad y con la mente puesta en recuperarse anímicamente de la eliminación de la Copa del UEFA.