Más que en la importancia de los tres puntos de San Mamés, Diego Godín destacó tras el duelo el aporte anímico en el grupo que había supuesto la victoria: "Después del palo que nos llevamos tras la eliminación del jueves, este triunfo es una inyección de moral muy fuerte". El central uruguayo resaltó que "tuvimos paciencia, nos tranquilizamos en el descanso y en la segunda parte sacamos adelante un partido muy trabajado que se nos puso en los primeros minutos muy cuesta arriba".