Sebastián Eguren está plenamente adaptado a la disciplina del Villarreal. El mediocentro uruguayo, que ante el Athletic Club disputó su segundo partido como titular desde que llegó en el mercado invernal, destacó la reacción de su equipo tras la eliminación de la Copa de la UEFA con la victoria en San Mamés.

"El equipo reaccionó muy bien a un momento difícil y mucho más si pensamos que veníamos de una eliminación dolorosa en la UEFA", comentó el futbolista, que agregó que se llevaron "tres puntos muy importantes y ante un rival muy complicado".

"El equipo no perdió nunca la cabeza y respondimos muy bien. Y eso que con su gol tan temprano y con lo que aprieta la afición y como discurría la primera parte, lo hacía más difícil", agregó.

PIENSA EN EL FUTURO Al estar cedido por el Hammarby sueco, el charrúa confesó que no puede evitar pensar en el futuro. "Mentiría si no digo que el hecho de jugar me hace pensar en la posibilidad de continuar en el Villarreal. Si fuera por mí me quedaría aquí toda la vida, pero es algo que por ahora queda lejos", manifestó.

El centrocampista se siente cada vez más implicado en la disciplina de grupo. "Cada partido me sirve para adaptarme mejor, para estar más cómodo y tener más tranquilidad", indicó.

"Creo que estoy cumpliendo bien, me siento cómodo e intento cumplir con lo que me pide el técnico", argumentó. "Todo el mundo me ayudó mucho y me hacen sentir tranquilo y más seguro. A pesar de tener algunos errores, los compañeros te ayudan y te dan mucha tranquilidad para seguir intentándolo", finalizó el internacional uruguayo.